COMPROMISO

COMPROMISO
            A partir de la iniciación del ciclo lectivo 1996, todos los agentes que intervenimos en el funcionamiento del C.E.N.S. 54 nos comprometemos a cumplir la siguiente acta de compromiso. El texto ha sido actualizado y corregido en las sesiones del Consejo del 16 de octubre de 2003 y del 10 de junio de 2010.

FUNDAMENTOS:
            Una institución educativa debe perfilar objetivos claros y concretos que orienten un proyecto pedagógico central que todos sus miembros deben conocer en profundidad y aceptar por consenso de la mayoría para que los esfuerzos individuales se complementen y se potencien al máximo.

OBJETIVOS:
            1. Elevar el nivel académico de la escuela.
            2. Establecer las pautas institucionales comunes que orienten el trabajo de todas las partes para obtener mejores logros.
            3.  Lograr una armónica convivencia en la medida en que todos cumplamos con nuestro rol adecuadamente.

PRINCIPIOS ORIENTADORES:
            1. Todo ciudadano tiene derecho a exigir una buena educación, lo que lleva implícito una responsabilidad indelegable. Una institución educacional pública debe estar al servicio de todos los que requieran de sus servicios, pero debe ser respetada como un bien comunitario y no es admisible que nadie desperdicie los esfuerzos que se realicen para su concreción.
            2. La educación de adultos presupone un principio básico: el que concurre a ella tiene la madurez suficiente como para hacerse responsable por sí mismo de su accionar ya que por su propia decisión ha resuelto ingresar a ella.
            3. Los educadores de adultos debemos tener plena conciencia del esfuerzo que significa para una persona que trabaja (como es el caso de la mayoría de nuestra población estudiantil) realizar estudios sistemáticos y planificar en consecuencia el dictado de cada materia en función de esa realidad.
            4. La obtención de un título secundario es una motivación muy válida para cualquier persona, pero no es suficiente, debe estar acompañada de la firme decisión de aprender, de crecer como ser humano y de ampliar su perspectiva en la comprensión del mundo que lo rodea. Un título secundario sin sólidos conocimientos que lo sustenten tiene escasa validez.
            5. El presente compromiso no apunta a establecer normas disciplinarias formales (para eso están las Normas de convivencia), sino a establecer pautas de trabajo generales para desarrollar un proyecto educativo institucional.
            6. La asistencia a clase es de una importancia capital para el logro de los objetivos propuestos. Es en el aula donde se adquirirá la mayor parte de los conocimientos específicos de cada asignatura, con la explicación directa del profesor, los diálogos y la práctica cotidiana, pero fundamentalmente es allí donde se formarán las habilidades y destrezas del pensamiento (criticar, relacionar, deducir, comparar, sintetizar, amplificar, valorar, etc.) y también donde se producirá la socialización de los alumnos, la integración del grupo y la creación de lazos afectivos.

LOS PROFESORES NOS COMPROMETEMOS A:
1.          Un trato respetuoso y afectivo hacia los alumnos. Deberemos escuchar sus propuestas e inquietudes con suma atención. Los alumnos son los protagonistas del proceso de aprendizaje. La firmeza en el ejercicio de la autoridad no excluye amabilidad y afecto.
2.          Presentar la materia y los objetivos que perseguimos con claridad desde el inicio del ciclo lectivo.
3.          Entregar a los alumnos una copia del programa a desarrollar. Otra copia deberá ser entregada en Dirección, junto con la planificación de la materia.
4.          Indicar con precisión desde el comienzo los elementos que los alumnos deberán tener en clase, la forma de trabajo que se adoptará y el material de estudio que se utilizará (bibliografía, apuntes, fotocopias, etc.).
5.          Utilizar variados recursos para la enseñanza, aprovechando las herramientas tecnológicas existentes y disponibles. Propiciar el uso del libro y la utilización de la biblioteca. En la medida de lo posible, evitar el dictado, dado que se pierde en ello mucho tiempo y el alumno estudia con textos redactados incorrectamente, con faltas de ortografía, mal puntuados, etc. Por el contrario, es más formativo leer con ellos un texto de autor o preparado por el mismo docente.
6.          Además de la enseñanza específica de la materia, tener en cuenta en el desarrollo de las clases la importancia de la formación integral de la personalidad (actitud crítica, creatividad, actitudes sociales democráticas, respeto mutuo).
7.          Explicitar con claridad la forma y los criterios de evaluación a utilizar, desde el comienzo de las clases, y entregar con la debida anticipación (no menos de diez días) el material de estudio que el alumno necesite.
8.          Programar las pruebas escritas con una semana de anticipación como mínimo. En la medida de lo posible, coordinar entre los docentes del mismo curso su distribución, de manera de no tomar más de dos pruebas por semana, y que no coincidan el mismo día, con excepción de las dos últimas semanas anteriores al cierre de cada bimestre.
9.          Respetar los horarios de clases estipulados y hacerlos respetar a los alumnos. La asistencia y puntualidad deberá ser un compromiso mutuo.
10.       Corregir con claridad las pruebas y trabajos escritos, los que deberán ser devueltos al alumno en un lapso razonable (no más de quince días). Hacer una devolución general y comentar los errores más comunes para favorecer la marcha del aprendizaje.
11.       Respetar la calificación de 1 a 10 en todas las evaluaciones; otorgar a los alumnos el tiempo suficiente para realizarlas, valorar los logros parciales de acuerdo con el grado de conocimientos manifestado.
12.       Fijar una fecha para el recuperatorio bimestral: en dicha oportunidad el alumno rendirá todas las evaluaciones a las que no haya asistido. También podrá recuperar  las evaluaciones que no haya aprobado, si, a juicio del profesor, el alumno merece una nueva oportunidad.

LOS ALUMNOS NOS COMPROMETEMOS A:
1.          Conservar la HOJA INFORMATIVA que se entrega como comprobante de inscripción, leerla cuidadosamente y preguntar acerca de lo que no se entienda.
2.          Asistir puntualmente a las clases, pasados diez minutos del inicio de las mismas, el profesor a cargo consignará ausente en esa hora. El que ha llegado tarde deberá evitar, por todos los medios, interrumpir o molestar el normal desarrollo de la clase. La evaluación de concepto del profesor tendrá muy en cuenta su asistencia y puntualidad.
3.          Tener en la clase el material y los elementos de trabajo para cada asignatura. El profesor prepara la clase contando con estos materiales, los alumnos que no los traen perturban el normal desarrollo de la misma y hacen perder tiempo a todos los demás.
4.          En caso de ausentarse a una evaluación, justificarlo debidamente. Preparar bien los temas no rendidos para el día de recuperatorio bimestral, que será uno solo por bimestre en cada materia. Ese día, el alumno rendirá todas las evaluaciones a las que no ha asistido y las evaluaciones que no ha aprobado, si, a juicio del profesor, el alumno merece una nueva oportunidad.
5.          Asistir regularmente a clase, dado que el sistema de enseñanza de este CENS es presencial. Es importante tener en cuenta que la función básica de una institución educativa es enseñar y aprender, no sólo lo que concierne a los conocimientos específicos de cada asignatura, sino también normas de comportamiento social, actitudes democráticas, formas de trabajo, técnicas de estudio, habilidades y destrezas prácticas y conceptuales. Todo esto se aprende en el cotidiano intercambio con los otros y en un clima de mutuo respeto.
6.          Buscar los medios para ponerse al día en las asignaturas cuando se han perdido varias clases (por la causa que fuere). El alumno podrá solicitar ayuda al docente para aclarar dudas de temas pasados, pero no puede pretender, bajo ningún concepto, que repita sólo para él lo que ya ha sido dado.
7.          Tener una actitud respetuosa hacia la institución, hacia el personal de conducción, hacia los profesores, hacia los compañeros. Es importante aceptar al otro con sus ideas, sus pensamientos, su ideología, sus tiempos de aprendizaje, sus dificultades y evitar absolutamente actitudes de burla hacia los demás, que pueden producir daños irreparables y generar el abandono de un compañero.
8.          Acercarnos a la Dirección de la escuela, a los profesores tutores o a otro profesor en el caso de que se nos presenten dificultades para seguir adelante.
9.          Avisar por algún medio a la Dirección del CENS (telefónicamente, vía correo electrónico, por medio de un compañero) si necesitáramos faltar durante un período prolongado (quince días o más).
10.       Conocer y cumplir las Normas de Convivencia.

LA DIRECTORA SE COMPROMETE A:
            1. Planificar y conducir el Proyecto Escuela.
            2. Hacer cumplir, junto con el Consejo del CENS,  las pautas de trabajo de este Compromiso y las normas disciplinarias de las Normas de convivencia.

EL SECRETARIO SE COMPROMETE A:
1.     Organizar y cumplimentar las tareas administrativas.


TODOS LOS QUE USAMOS CELULAR NOS COMPROMETEMOS A: hacer un uso responsable del mismo, de modo que no perturbe las actividades de enseñanza y aprendizaje. Durante las clases, TODOS debemos tener el celular en modo silencioso o vibrador. Podrá ser atendido, saliendo del aula, sólo en el caso de que se esté esperando una comunicación urgente.   

No hay comentarios: